luisbermejo.com | podcast: comunicación
Mostrando entradas con la etiqueta comunicación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta comunicación. Mostrar todas las entradas

13 de abril de 2018

#684 No, es NO

viernes, abril 13, 2018
#684 NO, es NO | luisbermejo.com | podcast

No, es no es el eslogan de la lucha contra la violencia hacia las mujeres o así reza como tal en su página web. Desde mi punto de vista, una pena que no se hable de violencia de género, independientemente del género.

#684 No, es NO | luisbermejo.com | podcast



Prólogo al episodio #684 No, es NO.

¿Por qué hablo de violencia de género? Muy sencillo, porque si estás casado con alguien de tu mismo sexo y te agrede, ya no es violencia doméstica, es una simple agresión, cuyo procedimiento es tratado de forma diferente tanto por los cuerpos de seguridad como judicialmente. Por tanto, el colectivo LGTBI está excluido y sólo se “lucha” contra la violencia hacia las mujeres. Esto no lo digo yo, lo dice la página web de no, es no.

¡Cuidado y que nadie se lleve a engaño! A ver si sabemos leer. No estoy en contra de este movimiento, sino que estoy a favor de él, haciéndolo efectivo, repito, a cualquier tipo de relación doméstica - el matrimonio y la pareja de hecho homosexual es legal, pero en éstos no se tipifica la violencia doméstica -. La ley va a cambiar, cuando lo haga, este texto quedará obsoleto.

Lo que no quedará en desuso, y lo lamento profundamente es el reflejo en la sociedad. Con todo el dinero que se gasta en campañas - algo menos en educación y aún así lo docentes ponen todos sus empeños - seguimos viendo comportamientos machistas. Pero lo realmente patético y lamentable es que también existan mujeres que  no entienden un NO o que agreden domésticamente a un hombre.  Si, se que los casos son muchos menos, totalmente de acuerdo pero basta que existan algunos para ser tenidos en cuenta. O es que, haciendo demagogia si me lo permiten: ¿Si las desapariciones de adultos fueran un 1% frente a las de menores no deberían tenerse en cuenta?

Que pases un buen fin de semana y hasta la próxima en un nuevo episodio de luisbermejo.com | podcast.

Comparte el episodio #684 No, es NO en tus redes sociales.

¿Te ha gustado? ¡Muchas gracias por compartirlo y dejar un comentario al pié de este artículo. No olvides que puedes darme 5* en iTunes o darle a "me gusta" en iVoox para animarme a continuar y ayudar a difundir este podcast. Te lo agradeceré mucho.

¿Te interesa algún tema en especial? Puedes proponerlo en el Formulario de Contacto al pié de la web. También puedes proponerme participar en la locución, aportar tus relatos si lo deseas o debatir en los editoriales de los viernes.

Enlaces de interés:
Libros publicados:



15 de diciembre de 2015

#124 Incomunicación

martes, diciembre 15, 2015
#124 Incomunicación | luisbermejo.com | podcast

Sin duda la incomunicación es uno de los problemas que mas tienen presencia en este blog y en los artículos y narraciones que muchas veces expongo.

Ya dije en otros momentos que, en mi modesta percepción, la comunicación amparada en el anonimato y tras una pantalla de móvil o de ordenador, pierde calidad. Puede que llegue un momento en que en la calle nadie hable ni se mire al cruzarse con otro.

Pero esto se lleva mas al extremo cuando en una cafetería observamos que mesas con varias personas resulta que están todos mirando al móvil. ¿Estarán hablando a través de él? ¿No sería mas cómodo hablar entre ellos? No, al parecer tienen mas en común con alguien a quien no están viendo en esos momentos que con aquellos que están a su alrededor. O sea que se comunican por móvil pero cara a cara, total incomunicación.

Pero hay un problema mayor, que existe incluso antes de que vinieran a invadirnos estas nuevas tecnologías. Ya antes incluso de la época del móvil o incluso la misma informática, pero que persiste en nuestros días, más agravada incluso que antes, y es la comunicación personal incluso dentro de la pareja. Y es que es normal que no duremos mucho tiempo, nos preocupamos mas de nosotros mismos que de quién tenemos al lado, cuando precisamente si nos ocupáramos de quien tenemos al lado, lo estaríamos haciendo de nosotros mismos enriqueciendo la vida en común, el contraste de opiniones o el propio enriquecimiento de nuestra propia personalidad, pues dos personas no tienen por qué tener calcadas las inquietudes ni las percepciones y podemos aprender mucho el uno del otro. Pero claro, si falla la comunicación, no podremos llegar a nada por culpa de la incomunicación.

Aunque la narración de hoy sin duda es una exageración, considero que es la mejor manera de poner un ejemplo, y en ello tienen la culpa los dos por empeñarse en mantener la

Incomunicación | luisbermejo.com | podcast



¿Te ha gustado? en ese caso Gracias por compartirlo y dejar un comentario. No olvides que puedes darme 5* en iTunes y decir que te gusta en iVoox para animarme a continuar, te lo agradeceré mucho.

¿Te interesa algún tema en especial? Proponlo en el formulario de contacto.

Enlaces de interés:

19 de febrero de 2014

Asertividad en la Comunicación

miércoles, febrero 19, 2014

Asertividad en la Comunicación

La asertividad se define como una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia.

Dicho esto podemos comprender rápidamente que es una habilidad social y puede que lo que muchos creen que es algo innato, es absolutamente adquirida mediante el aprendizaje (educación o práctica). Pero de lo que nadie duda es que a mayor asertividad, mayor carisma o liderazgo, o por lo menos es uno de los factores que más influye para obtenerlo, tanto es así, que es calificada como una de las competencias personales que mas valor tienen, no sólo en el ámbito personal, sino en el empresarial.

Basta darnos un paseo por nuestro entorno (siempre que sea concurrido) para detectar rápidamente defectos graves de la comunicación. Quién no ha visto una pelea por tráfico, o por una no-discusión en una cola, o por motivos en principio totalmente inexistentes. Es evidente que hoy en día, con todos los problemas sociales existentes, unido a un fracaso educacional y cultural, no sólo estamos mas susceptibles, sino que perdemos las formas de una manera inmediata y entramos en una "bronca" por nada y sin hablar, sólo increpamos; de manera que si hubiéramos hablado, con asertividad, probablemente habría sido comprendida la opinión sin dar lugar a la discusión.

Una situación que da cada vez mas lugar a la agresión es la reprimenda al menor. Conozco manifestaciones de una persona con cierto grado de discapacidad visible, que habiendo sido objeto de mofa de un menor, y al recibir la reprimenda, sus progenitores y familiares han ido en tropel a agredir sin mediar conversación al ofendido, pero claro, con el comportamiento del menor, ya estamos diciendo todo sobre el por qué de su aptitud, reflejado en el comportamiento deleznable de dichos progenitores.

Recuerdo de pequeño, que si iba a casa contando que la profesora me había reprendido, mis padres decían "algo mal habrás hecho" dando por sentada la autoridad y buen criterio de la profesora, a no ser que el hecho fuera repetitivo, en cuyo caso muy probablemente la profesora ya habría mandado una nota a los padres para hablar con los progenitores. Hoy en día vemos que ocurre todo lo contrario.

¿Cómo podemos ser más asertivos para evitar conflictos?

Asertividad en la Comunicación

Es algo complicado, precisamente por la dificultad que tenemos de asumir que hemos hecho algo negativo y que lo tenemos que corregir. Ya no nos vamos ni siquiera al perdón, algo que nos cuesta mucho hacer, pedir perdón; sino a admitir nuestros errores unido a la falta de respeto hacia los demás. Llega a ser impresionante lo poco que nos importa la otra persona y la necesidad continua de vencer a través del insulto, la vejación o incluso la agresión física para sentirte superior al otro.

La realidad como especie debería ser que aquí no tenemos que vencer a nadie sino que tenemos que facilitarnos la vida unos a otros. Que estamos en un planeta común vagando por el espacio haciendo nuestra existencia y que cuanto mas nos ayudemos los unos a los otros mejor será dicha existencia. Produce por tanto bastante tristeza los comportamientos tales como usar a las otras personas para reirse, burlarse o molestar.

En cualquier caso no siempre se puede ser asertivo, ya que muchas veces decir lo que se piensa no nos lleva a buen término, por lo que hay que valorar hacia quién nos dirigimos. Si le dices a tu jefe lo que piensas, y no se lo toma bien, puede que te quedes sin trabajo. Aunque también podríamos aprender a recibir y manejar las críticas, siempre que el interlocutor use la asertividad en dicha crítica y no lo haga desde el menosprecio y el insulto. Pero en todo caso, ha de ser un sentimiento común y universal que no todo el mundo cumple.

Véase un ejemplo: Vas conduciendo y alguien que sale de una calle confluyente se salta un ceda al paso, le llamas la atención con un toque de claxon, y entonces hay dos tipos de reacciones, la asertiva, del que saca la mano y se disculpa, la no asertiva, del que frena, sale del coche y se va a por ti para agredirte, sin mediar palabra.

Y es curioso por que en el colegio nos enseñan los valores de grupo, de colaboración, de trabajar en equipo; pero según vamos avanzando en la vida y en la formación, ya empieza la competitividad, y quizás por eso siempre queremos vencer y estar por encima del otro. Premios al mejor vendedor, que satisface al que vende y llena de envidia al que no llega al objetivo, o lo despiden por no llegar. Otros ejemplos muy del día a día: Las "luchas" entre cadenas de televisión y radio por ser el mas visto u oído. El número de seguidores en Twitter y Facebook o de lectores de tu blog o tu web...

Vencer es, sin duda, la seguridad del débil, éste necesita imperiosamente vencer; el que se siente con fortaleza no necesita aplastar a otro. Y a pesar de que mediante la educación intentan inculcarnos valores de cooperación, ya de niños existe el vencer al otro mediante la mofa y el insulto (al empollón, al que lleva gafas, al mas gordito, etc.)

Por tanto y está muy claro, al menos por mi parte, que no siempre lo ideal, que sería la asertividad, es compartida por todos, ya que la competitividad es algo tan asentado en nuestra sociedad, que se convierte en una contradicción. ¡Una lástima!.

29 de junio de 2010

El arte de comunicarnos

martes, junio 29, 2010

El arte de comunicarnos

Las personas necesitamos comunicarnos. Todas las especies vivas de la tierra se comunican, de una u otra manera. Unas mediante química, otras mediante gestos, poses, gruñidos, etc... Pero las personas tenemos algo que, salvo en ocasiones de disfunción, nos pone en el mas alto grado de la comunicación: La palabra.

Todos nos comunicamos constantemente, pero muy pocos somos capaces de dominar el arte de la comunicación, de emocionar.

La inteligencia interpersonal es la madre de la comunicación. Relacionarse con otras personas no sólo es hablar y hacer gestos.

Todos sabemos que existen personas que se comunican con habilidad, con arte, y que con el dominio de este arte, han conseguido grandes éxitos. Personas con carisma que han sabido transmitir sus sueños y que otras personas quieran hacer lo que ellos consideran correcto.

Algunas de estas personas han nacido con un don especial, se comunican de una manera extraordinaria, casi sin ningún esfuerzo, son claros, especiales fascinantes en su discurso y parecen hipnotizar las multitudes. La gran mayoría no nacemos con esa estrella, pero existe una buena noticia, podemos aprender a comunicarnos de una manera excelente y llegar a ser tan buenos expositores de nuestras ideas como estos grandes hombres.

Descubrimientos recientes en neurolinguística e inteligencia emocional, han logrado técnicas de resultados sorprendentes y que pueden convertir a una persona normal en un excelente comunicador y orador.

El arte se aprende, pero debemos ser conscientes de aprender, debemos querer aprender y debemos aprender a aprender y aprender a desaprender. Este juego de palabras se basa en lo que llama Covey: ser proactivo, ser dueño de su vida y de sus actos y querer verdaderamente influir en la vida y no pasar por ella sin vivir.

Existen muchos factores clave de éxito en el proceso de la comunicación: muchos autores reconocidos han tratado este tema, variados conceptos y métodos.

Todo comienza con el respeto que merece tu oyente. Ya sea un individuo o un auditorio, es una persona importante y espera que se respete su punto de vista. Nunca dejes una pregunta sin respuesta, nunca dejes de contestar un mensaje personal, aunque sea par dar una excusa; si lo haces, estás transmitiendo no sólo tu poco respeto hacia quien te envía el mensaje, sino tu falta absoluta de educación.

Después sigue el impacto que consigas al dar tu información, siempre debe comenzar con algo sorpresivo, algo fuera de lo común, en el mundo de hoy, existe un bombardeo constante de información, sólo aquel que se destaca puede llegar más rápido a su objetivo.

Tu auditorio solo se interesará en tu idea, si esta, presenta algún beneficio. Comienza con las ventajas. Después de tener la atención de tu oyente, no desperdicies energía con conversaciones inútiles, trata de tu trasmitir tu idea con claridad, para que los demás te comprendan, siempre asegúrate que has sido totalmente entendido, haz preguntas para confirmarlo, pide feedback, he aquí unos de los principales problemas de la comunicación, la persona esta segura de lo que dice, pero no esta segura de que lo que dijo fue lo que entendió la otra persona.

Al exponer tus ideas hazlo de forma segura y con calma, no uses palabras que indiquen inseguridad. No hables de temas de poca importancia, ni distraigas la atención de tu oyente, usa palabras que creen realidad y generen acción.

Después de exponer tu idea, tu oyente querrá detalles, mostrara obstáculos, o simplemente rechazara de plano tu idea. Debes escuchar con atención para identificar necesidades.

No caigas en la tentación de prometer lo que no puedes conseguir, debes mantener tu credibilidad intacta.

Cuando la persona apruebe tu idea, no sigas hablando, esto es una venta cerrada. Esta idea que acaba de comprar tu oyente es una relación ganar - ganar, nunca uses tu poder de influir en la demás personas para buscar sólo tu beneficio personal.

Cultiva las relaciones personales, no te conviertas en ermitaño. Usa la asertividad y empatía como principios fundamentales. Desarrolla tu maestría personal que se define como la capacidad de generar energía y de canalizar las fuerzas emocionales hacia el cumplimiento de objetivos comunes.

puedes conseguir el dominio total de este arte apasionante, el arte de la comunicación.


Categorías

podcasting (758) relato (468) sexo (317) erotismo (299) erótico (224) editorial (184) poema (81) poesía (80) sociedad (65) amor (52) debate (43) humor (42) terror (32) ensayo (31) lésbico (29) mitos (28) serie (28) pareja (25) opinión (24) infidelidad (21) romántico (21) bdsm (19) masturbación (18) misterio (14) monólogo (13) reflexión (13) onanismo (12) sueños (12) fantasías (11) málaga (9) infiel (7) cometiendo errores (6)

Último episodio publicado

#753 Verano, cine, sexo y excesos

Verano, cine, sexo y excesos es un editorial en el que voy a tratar dos temas en los que el verano es protagonista, por una parte hablar...

Visitas a luisbermejo.com | podcast

Buscar en luisbermejo.com | podcast