Contenido para adultos. Si continúa, admite que tiene más de 18 años y visita esta web bajo su responsabilidad.

#882 Feminicidio y otros delirios

#882 Feminicidio y otros delirios | luisbermejo.com | podcast

Feminicidio y otros delirios es el editorial de hoy que levantaría ampollas si mi audiencia fuera multitudinaria, pero como no lo es, seguramente pasará totalmente desapercibido o casi.

#882 Feminicidio y otros delirios | luisbermejo.com | podcast


Imagen: ¡Haley Lawrence

Prólogo al programa editorial #882 Feminicidio y otros delirios

Ahora que en España estamos de precampaña electoral comenzamos a ver cómo los diferentes partidos políticos acentúan sus principios para ganar votos o perderlos desmesuradamente, según de quién se trate.

Unos se adueñan del movimiento feminista y de la clase obrera, o por lo menos lo pretenden, aunque sus desmanes - tener trabajadores en negro y vivir en lujosos chalets - hagan que su discurso resulte vacío; eso sin tener en cuenta que falto de argumentos, como el de hablar de fascistas a unos que vienen cuando ellos mismos han llamado a las calles por no gustarles el resultado de unas elecciones anteriores. O sea, que entras en el juego democrático, te las das de demócrata, pero sólo cuando el resultado te gusta… Eso se parece más a una dictadura que a una democracia, pero claro, como es de izquierda, tiene que caer simpática…

En esto del Feminismo y el Machismo a mi la me da la risa… 

En mi vida laboral, jamás he visto que una mujer, con el mismo cargo, antigüedad y situación familiar gane menos que un hombre. Para quien no lo sepa, una nómina tiene varios apartados; el salario base, plus de antigüedad, hijos, etc. Pues bien, no se yo si en tu país de referencia hay desigualdad, pero en ESPAÑA si una mujer en iguales circunstancias cobra menos es DELITO y la multa que le cae a la empresa es GORDA, tanto que puede hundir a la empresa. Claro que como la estadística que sacan las conveniencias feministas radicales de de la totalidad de la sociedad, no les salen a cuenta.

Otra de las cosas que esgrimen es el “techo de cristal”. Es curioso, quieren todos los derechos pero ninguna obligación. No hay techo alguno, lo que hay es sacrificio. Un hombre que llega a directivo ha tenido que viajar, pasar noches fuera de casa, lejos de sus hijos, perdiéndose cumpleaños, partidos, fiestas y muchas cosas más para llegar a dónde está. Esas son las condiciones. Pero tú, mujer feminista radical, lo que quieres es que se eliminen esas condiciones y llegues a directiva por cuota, no por méritos ni esfuerzos.

En términos de violencia de género mejor no meternos porque me da la sensación que para muchas mujeres la vida de un hombre vale menos que la de una mujer y que, en situaciones de separación o divorcio ya no es como antes que usaban a los hijos como armas arrojadizas, ahora les basta decir que han sido maltratadas para obtener ventaja, alguna “paguita” y hacer daño al marido. Y ¡OJO! Si lo has sido, todo mi apoyo, si tu denuncia es falsa, lo siento pero por ahí no.

No voy añadir esos discursos de movimientos y partidos en los que cuando a la representante se le hace una pregunta incómoda acude al decálogo del partido o movimiento feminista, pero cuando se le hace a una mujer que simpatiza con el movimientos se queda en blanco o suelta un eso es una noticia falsa.

Una feminista de verdad, aquella que luchó por su libertad, por tener la posibilidad de poder ir a votar, por poder abrir una cuenta corriente sin la autorización del padre o tutor, etc etc etc se reiría ahora del feminismo de la venganza existente y seguro que le daría vergüenza ajena.

La radicalización ha llegado a tal extremo que muchas mujeres se están quejando y manifestando que se están llevando las cosas demasiado lejos. Claro que cuando dicen esto, se las tacha de fachas, machistas y alguna que otra cosa mas, argumento muy socorrido de la izquierda marxista, castrista, chavista y estalinista llena de “libertades y democracia”, eso si, sólo para los que tienen el poder, viviendo en palacios, mientras el pueblo y la clase trabajadora bien puede vivir en la calle a la intemperie.

Está claro que a los medios les interesa vender, a la clase posicionada seguir en sus puestos y que potenciar el único remedio para esto - CONOCER la historia para no repetir los errores y EDUCAR - no conviene.

Pasen un buen fin de semana y hasta el próximo programa de luisbermejo.com | podcast.

Compartan si ustedes gustan el episodio "#882 Feminicidio y otros delirios" en sus redes sociales.

¿Les ha gustado? ¡Muchas gracias por compartirlo y dejar un comentario al pié de este artículo. No olviden que pueden darme 5* en iTunes o darle a "me gusta" en iVoox para animarme a continuar y ayudar a difundir este podcast. Se lo agradeceré infinito.

¿Le interesa algún tema en especial? Puede proponerlo en el Formulario de Contacto al pié de la web. También puede proponerme participar en la locución, aportar sus relatos si lo desean o debatir en los editoriales de los viernes.

Enlaces que podrían ser de su interés:
Libros publicados:

Entradas que pueden interesarte

disqus