#260 WhatsApp

#260 WhatsApp | luisbermejo.com | podcast


¿Qué peligro tiene el WhatsApp verdad? Y me refiero, no a las personas que conocemos, sino a las que no y que alguna vez le dimos o se hicieron con nuestro número de alguna manera.

La historia de hoy es una historia de WhatsApp, pero si bien el protagonista dista bastante de ser yo, si puedo decir que alguna vez me ha pasado exactamente lo mismo, pero sin llegar a tanto.

De pronto una lectora tiene tu número y empieza a mandarte mensajes por WhatsApp, empieza con preguntas inocentes, tranquilas, intrascendentes... Cuando ya lleva un tiempo la conversación sube algo de tono, incluso ella te confiesa lo que ocurre cuando escucha alguno de los relatos, y los comenta conmigo. Así mas o menos comienza el relato de hoy, el resto, está basado en mi experiencia, pero no al pie de la letra.

Cuando alguna persona ha llegado a ese extremo en mi WhatsApp, confieso que alguna vez he pecado de no preguntar ni pedir, y eso, finalmente, me llevó a imaginar al otro lado a alguien que no era ni por asomo como se imagina. Menos mal que al final, sin ni siquiera haberse convertido en una obsesión, ni por supuesto enamorarme, acabo pidiendo la foto, si, porque tanta confianza me hace pedirla para saber quién hay al otro lado en realidad.

Alguna vez que la pedí, se negaron incluso a mandarme una foto actual, y claro, a pesar de haber oído alguna vea la voz de la interlocutora, uno se plantea dudas y se aleja rápidamente pues alguien que se esconde, no puede traer nada bueno. ¡Y menos mal! Porque de pronto un día por sorpresa estás eliminando conversaciones innecesaria y ves el perfil de esa persona que ha puesto una foto de su cara, ¡horror!, ha mentido sobre su apariencia y te das cuenta de por qué no ponía su cara...

Así que por tanto, si alguien os habla, que sepáis quién es. No sea que diga ser una cosa, y sea otra totalmente distinta. La experiencia ya hace que estés a salvo de ciertas "bromas" y por lo menos cuando veas la foto de alguien que pide un Adonis o una Diana, podrás saber si ofrece, al menos, lo mismo que pide, pues ante el vicio de pedir, la virtud de no dar.

Pero sobre todo, no os pase como el protagonista del relato, al que llevé al máximo de los extremos, por imprudente.


# 260 WhatsApp | luisbermejo.com | podcast


Compártelo

Que pases un buen día, hasta mañana a las 7:07 con un nuevo episodio en luisbermejo.com | podcast.

¿Te ha gustado? en ese caso Gracias por compartirlo y dejar un comentario. No olvides que puedes darme 5* en iTunes y decir que te gusta en iVoox para animarme a continuar, te lo agradeceré mucho.

¿Te interesa algún tema en especial? Proponlo en el formulario de contacto.



2 comentarios:

  1. La verdad que internet en general da juego a ser engañado. Recuerdo una compañera de universidad que se inventó a un amigo. Se lo montó bien porque cogió fotos de un chico. Pero la pillamos porque en las conversaciones empezó a descuidarse (palabras y dejes suyos se fueron viendo en el otro perfil) y algún día en persona quiso manifestar a ese personaje... y veías como actuaba :D

    Desde entonces reconozco que por la red soy cauta y no me apasiona excesivamente conocer ni interactuar por mensajería instantánea ^^u

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo aplicaciones anónimas como KIK, Telegram (se puede usar sin número de teléfono) o Lime tienen un éxito terrible... Será el morbo por lo desconocido, supongo.

      En todo caso siempre hay maneras de verificar los datos que desees de la persona con la que hablas, y si no accede, eliminarla.

      Saludos!

      Eliminar

¡Atención! Si usted no quiere identificarse puede publicar eligiendo en Comentar como el perfil Nombre/url, si deja vacío el campo url solo tendrá que usar un nick.
¡Gracias por comentar!

Con la tecnología de Blogger.