sábado, 19 de julio de 2014

Locura


Locura

Un aeropuerto. Gente corriendo de un lado para otro, gente esperando, gente comprando, gente saliendo, gente entrando, gente comiendo. Una estación de tren. Gente corriendo, gente esperando, gente comprando, gente saliendo, gente entrando, gente comiendo. Una estación de metro. Gente corriendo, gente esperando, gente saliendo, gente comprando, gente entrando, gente mangando. Una calle. Gente en coche, gente en moto, gente en bicicleta, gente corriendo, gente paseando, gente mangando. Un bar. Gente dentro, gente fuera mirando la carta, gente en la terraza, gente entrando, gente saliendo. Todos y cada uno a lo suyo, la mirada fija en su móvil y apenas si mirando a su alrededor.Yo en medio, observando.Banderas de España made in Taiwan. Treinta y seis canales emitiendo anuncios al mismo tiempo. Yogures que regulan el tránsito. Textos xenófobos en diarios de tirada nacional. Ácido hialurónico para los pómulos, para los labios. El poder cicatrizante de la baba de caracol. Masajes con virutas de oro. Dilataciones en los lóbulos de las orejas. Teléfonos móviles que funcionan debajo del agua. Chocolaterapia. Pastillas capaces de licuar la sangre. Pastillas que emulan la felicidad. Hackers insertando penes en una web de alquiler de bicis. Biodanza. Partos en piscinas. Goteras en el techo con la cara de Elvis. Un perro en monopatín cerrando el telediario. Millonarios aburridos escondiendo billetes de cincuenta en un parque público. Matarse haciendo parapente. Aplaudir cuando matan a un toro. Lanzar desde un camión tomates a la gente. Gente que acude en masa a recibir tomatazos. Drones legales según el tamaño. Pitonisas para insomnes. Llama al teléfono que aparece en pantalla y conoce tu futuro a uno treinta y dos euros el minuto (impuestos no incluidos). Un avión civil derribado en una absurda guerra. Una guerra de siglos por una franja de terreno. Otros opinando, otros malmetiendo, otros azuzando, otros criticando, el resto acusando. Políticos de siempre que no llegan pretenden llegar. Políticos nuevos que llegan y los otros los quieren acusar. Programas que nunca se cumplieron y que ahora quieren cumplir en tres días. Reproches en vez de construir un presente, mucho menos un futuro. Planes de fin de semana: Compras, Aventura, Mercadillo o Sofá. Comisiones legales. Comisiones ilegales. Sindicatos que no defienden y prefieren cobrar. Convenios Colectivos que no se cumplen. Trabajar por la mitad, sin vacaciones. Moda. Artistas. Cine. Gente feliz. Partidos de fútbol para entretener. Cuatro procesiones de la misma virgen, por si una no es bastante. ¿Qué no es para volverse rematadamente loco?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Atención! Si no quieres identificarte puedes publicar eligiendo en Comentar como el perfil 'Nombre/url', si dejas vacío el campo url solo tendrás que usar un 'nick'.
También puedes elegir si quieres comentar en el propio BLOG, con FACEBOOK o usando DISQUS.
Los mensajes son revisados para evitar el SPAM; una vez que le des a 'publicar' habrá una demora hasta que aparezca.
¡Gracias por comentar!

Labels

podcasting (582) relato (391) sexo (255) erotismo (240) erótico (201) editorial (144) poema (45) poesía (44) debate (43) sociedad (37) humor (36) amor (34) ensayo (31) lésbico (23) bdsm (18) infidelidad (17) masturbación (14) opinión (14) monólogo (13) reflexión (13) romántico (13) fantasías (11) terror (11) redes sociales (10) sueños (10) onanismo (9) deseo (8) infiel (7) sensualidad (7) cometiendo errores (6)

Último Audio Relato

#577 Remordimientos

Remordimientos es ese sentimiento que tenemos cuando tras hacer algo nos sentimos culpables por haberlo hecho. La verdad es que en mucha...

Buscar en Sildavia

Contactar con el Autor

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *