Mi libro Gratis

Subscríbete a mis boletines semanales y recibirás totalmente GRATIS mi libro:


viernes, 14 de febrero de 2014

El Amor en Crisis


El Amor en Crisis

No hay un día mundial propiamente dicho del amor, sí lo hay "de la radio", "de la mujer trabajadora" y de un largo etcétera.

Cuando hablamos de amor, la primera imagen que nos viene a la cabeza es la pareja, o ese amor ocultado y deseado. Pero el amor no es sólo eso. Esa sólo es la parte literaria del amor... El amor así entendido es un subgénero literario.

Hay algo que siempre me ha parecido muy duro y difícil de asumir, y ésta es el concepto anglosajón de "hacer el amor", utilizado para denominar a lo que en el mas puro castellano, tiene otras palabras, que quizás a las mentalidades mas timoratas, suenan mal, o aprovechadas por los poderes religiosos, para denominar sucio el acto sexual y rodearlo de fantasiosa literatura, al mas puro estilo eclesiástico o con moralidad propia del cine americano mas moralista, que nos bombardea año tras años con historias amorosas, valga la redundancia, de película.

Evidentemente la literatura va a adornar y exagerar el amor, lo cual no deja de ser maravilloso y mágico, pero siempre en el concepto de la literatura. Se ha degenerado tanto el concepto del amor... El amor es algo tan mágico que cada vez se deteriora mas y se denigra tanto, que sólo se habla del amor en las relaciones de pareja, siendo algo muchísimo mas amplio, que pertenece al mundo de la magia, de lo que se construye con la imaginación...

El amor se ha prostituido tanto que se le ha inculcado a la mujer, e incluso al hombre, desde la mas estricta mentalidad judeocristiana, que tener sexo fuera del amor, es algo sucio y pecaminoso, lo cual además, en una sociedad machista, incluso hoy día se ve mal que una chica tenga relaciones sexuales, fuera del concepto del amor. Lo cual, desde mi punto de vista, hace que esas relaciones no sean disfrutadas con plenitud. Esa prostitución del amor, eliminando conceptos como deseo, morbo y lujuria (evidentemente sucios y pecaminosos), lleva en algunas culturas al máximo extremo con prácticas mas sucias y denigrantes aún, tales como la ablación sexual femenina, por no hablar de otros preceptos que prostituyen al amor, amando o diciendo que ama con el objetivo de ser mantenida, que aunque parezca algo mas propio de mediado del Siglo XX, aún se da en nuestros días (¿amar por interés?)

El amor no se puede destruir con la praxis, el amor pertenece al mundo de lo imaginario y no se puede denigrar de esa manera. Tanto es así que existen dichos como "El hombre da amor para tener sexo, y la mujer da sexo para tener amor", y esto no puede ser así porque elimina del individuo dejando en segundo plano, un mundo de placer censurado por el concepto mas mojigato del sexo, camuflándolo de literatura imaginaria de amor.

Silvio Rodríguez decía en una canción "quiero amor, quiero amor compartido..." pero el amor, cuando se comparte, ya no es amor, es convivencia, es necesidad, es amistad, es compañerismo sin condiciones. Aún así, el mundo del consumismo sigue y seguirá llenando el 14 de febrero de imágenes dulces y de algodón cuyo único fin es el de comprar o gastar para celebrar, acompañado de violines y una atmósfera un tanto vergonzante, una cena con velas, preludio de la lujuria y la pasión; a fin de cuentas, una forma mas o menos escandalosa de adornar los instintos mas sexuales.

El amor no puede quedarse por tanto en ese concepto de relación con otra persona, sea del sexo que sea. Ya que podemos amar a nuestros hijos, a un semejante, a alguien que no nos corresponde, o incluso podemos amar la soledad. Unir amor al sexo, a la pareja, es un error. Tanto es así, que el sentimiento de amar nos hace sentir tanto inmensamente feliz como de hacernos infelices.

Entrando de nuevo en el mundo de la literatura, un párrafo que me impactó sobre el amor está en "La mandolina del Capitán Corelli" y decía: "El amor es una locura pasajera, hace erupción cómo un volcán y luego se serena. Y cuando esto pasa uno ha de tomar una decisión. Tienes que averiguar si vuestras raíces están tan fuertemente entretejidas que resulta inconcebible separarse el uno del otro. Porque el amor es eso. Amor no es quedarse sin aliento, amor no es excitación, ni formular promesas de pasión eterna, ni el deseo de aparearse a cada momento del día, ni pasar la noche en vela imaginando que él besa hasta el último rincón de tú cuerpo. Eso sólo es enamoramiento, cosa que puede pasarle a cualquier idiota. El amor propiamente dicho es lo que queda cuando el enamoramiento se extingue,lo cual es un arte y también un afortunado accidente. Tú madre y yo lo tuvimos, nuestras raíces crecían las unas hacia las otras bajo tierra, y cuando todos los bonitos pétalos hubieron caído de nuestras ramas descubrimos que éramos un único árbol, no dos." Por tanto volvemos a otra definición de lo que es el amor, literaria, pero ésta vez con los pies algo mas cerca de la realidad.

Así pues, ama, siéntete libre de hacerlo, pero no lo prostituyas para camuflar la fornicación diciendo que vas a hacer el amor y no la guerra.

Fornica libremente sin censuras ni cortapisas religiosas que pretenden dirigir tu vida inculcándote un comportamiento que en algunos casos no van precedidos de un ejemplo en quien te los dicta.

Haz el amor, si, pero úsalo para algo muchos mas Universal y no para disfrazar tus instintos pasionales que no tienen nada que ver con el amor y por tanto hacen que esa relación con tu pareja, falle estrepitosamente porque equivocaste el concepto de amar.

Labels

amor (32) bdsm (18) cometiendo errores (6) debate (43) deseo (8) ensayo (31) erótico (196) erotismo (208) fantasías (11) humor (35) infidelidad (15) infiel (7) lésbico (20) masturbación (11) monólogo (13) onanismo (8) opinión (12) podcasting (536) poema (45) poesía (44) redes sociales (10) reflexión (13) relato (353) romántico (13) sensualidad (7) sexualidad (4) sueños (10) terror (9)

Último Audio Relato

#531 Vísceras

D urante toda la semana hemos estado hablando de sentimientos. El lunes, en #528 Habana Café sobre lo que nos puede llegar a transmitir...

Buscar en Sildavia

Contactar con el Autor

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *