viernes, 11 de mayo de 2012

Dios aprieta, pero no ahoga...


Dios aprieta, pero no ahoga...

La vida cambia por momentos, de eso no hay duda. Si eres asiduo lector de este blog, recordarás por reciente mi artículo anterior en el que en un tono un tanto amargo y pesimista, me lamentaba de la situación límite en la que me encontraba. Situación por otra parte, en la que sabía no estaba sólo, pero si incomunicado.

Y es que, aunque sepas por las noticias que no eres el único que sufre, sino que te acompañan en esa misma situación millones de personas, tu entorno, no comparte la situación, salvo los mas allegados.

Es evidente que todos nos solidarizamos con situaciones límites, pero ¿a cuántos les llega realmente esa solidaridad? Los mensajes de ánimo están bien, pero no te dan de comer, ni pagan las facturas. En esas situaciones te das cuenta de que en realidad a nadie le importa que mañana duermas en la calle, triste, duro, pero cierto.

Pero es en esa situación límite, cuando un desconocido, lee tu CV y se toma la molestia de examinar tu trabajo por internet. Haciéndose cierto lo que hace unos años me dijo un amigo, que hoy tristemente no está entre nosotros, pero al que apreciaré siempre. "No dejes tu proyecto de internet jamás, lo haces porque te gusta, algún día alguien lo sabrá apreciar de verdad; a mi por mi hobbie en internet me salió trabajo, ¿por qué a ti no?" Y efectivamente, se cumplió. Y esa persona que se ha tomado en serio la candidatura, se entretuvo en mirar el trabajo, y a pesar que mi perfil no se adaptaba al puesto solicitado, me contrató finalmente.

Aún no voy a revelar nada de ello, no por confidencialidad, ni miedo, como ocurrió con otras compañías, sino porque no es el objeto de este artículo. Si el lector siente curiosidad, le bastará con seguirme en Twitter o Facebook para mantenerse informado.

Nada mejor en la vida como empezar de cero, pero con lo que sabes por tu dilatada experiencia y rodeado del mejor de los equipos en el mejor de los ambientes. Esperemos que dure mucho tiempo, será señal de éxito, porque no sólo ha cambiado mi vida en lo profesional, sino también en lo personal, pero eso, es otra historia, aunque viniera todo a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Atención! Si no quieres identificarte puedes publicar eligiendo en Comentar como el perfil 'Nombre/url', si dejas vacío el campo url solo tendrás que usar un 'nick'.
También puedes elegir si quieres comentar en el propio BLOG, con FACEBOOK o usando DISQUS.
Los mensajes son revisados para evitar el SPAM; una vez que le des a 'publicar' habrá una demora hasta que aparezca.
¡Gracias por comentar!

Labels

podcasting (582) relato (391) sexo (255) erotismo (240) erótico (201) editorial (144) poema (45) poesía (44) debate (43) sociedad (37) humor (36) amor (34) ensayo (31) lésbico (23) bdsm (18) infidelidad (17) masturbación (14) opinión (14) monólogo (13) reflexión (13) romántico (13) fantasías (11) terror (11) redes sociales (10) sueños (10) onanismo (9) deseo (8) infiel (7) sensualidad (7) cometiendo errores (6)

Último Audio Relato

#577 Remordimientos

Remordimientos es ese sentimiento que tenemos cuando tras hacer algo nos sentimos culpables por haberlo hecho. La verdad es que en mucha...

Buscar en Sildavia

Contactar con el Autor

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *