viernes, 23 de julio de 2010

Whiskey, mi Golden Retriever.

IMG_0002.jpg

En casa de mis padres siempre hubo perros y gatos, a veces en convivencia y otras no. Pero yo siempre me quedé con ganas de tener un perro grande.

Mi madre siempre decía que no, que nos tiraba, que ocupaban mucho y comían mas. Así que siempre hubo en casa Caniches y Pequinés menos el último, un Lhasa Apso que le regalaron. Tras éste último, nunca mas vinieron mascotas a casa, se sufrió mucho con su muerte, por enfermedad grave, y los sentimientos que dejó lo hicieron insustituible.

Ya llevo tiempo viviendo sólo y decidí cumplir mi deseo: tener un perro grande. Estuve mirando por internet informándome sobre las razas grandes, lo que comen, la cantidad que comen... Ahora es todo mucho mas fácil, la información está ahí y hay numerosas webs y foros donde asesorarse, aunque no tengas ni idea.

Luego pensé en adoptar o comprar, y adoptar un perro de la perrera municipal, de la protectora o esperar a que alguien regalara uno, cachorro. Así que me informé del tema de los cachorros y el sólo hecho de pensar que hacían sus cositas por cualquier parte de la casa, me llevó a decidirme por un compañero que llegara algo mas crecidito.

Como yo soy de impulsos, me fui a la perrera, por si había algo que me pudiera interesar, el único que me gustó fue un Labrador negro precioso, con 8 meses, pero la pena es que era hembra y yo quería un macho, lástima, porque se la veía noble y buena y con muchas ganas de salir de allí, seguramente ya habrá sido adoptada, pues era una preciosidad.

Ese mismo día me fui a ver a Whiskey, aún no sabía que se iba a llamar así... Dudaba mucho si me iba o no a gustar... Iba con la convicción de que si el perro no me socializaba, no me lo llevaría, y bueno, mejor verlo que fiarse de una foto o lo que me dijeran por teléfono.

Me puse en contacto con el anuncio que vi y quedamos en un sitio conocido. Cuando llegué, una chica joven me dijo que la siguiera y ante mi sorpresa, no se trataba de un particular sino de un Criadero Profesional. El camino era infernal, pleno verano y polvo por doquier, y yo maldiciendo que justo esa semana había lavado el coche...

Al entrar en el lugar me dijeron que ahora me traían al perro. Cuando lo ví, me quedé encantado, lo toqué y acaricié y la verdad es que mas noble no podía ser... Me desencantó que no se quedara conmigo, sino que se fue corriendo hacia el sitio desde el que lo habían traído y estuve pensando...

La verdad es que el pobre estaba bastante sucio y mal cuidado, con mirada triste, y mas contento de lo normal por su "libertad"... La chica insistía en casi que no me lo llevara, y nos enseñó dos cachorros que le quedaban días para ser entregados, cuando los vi, me encantaron, pero de pronto vi que decenas de bichitos recorrían esos cuerpecitos... Y entonces deseché la idea de esperar, y me dije, me llevo al grande, ¡lo saco de aquí a la de ya!

El Criadero es mas un infierno que un sitio donde estuvieran cuidando a los animales, había estado en la perrera municipal, en la protectora de animales y finalmente en ese criadero... Pues bien, ese es el orden de limpieza de estos establecimientos, de mas a menos. Increíble que un criador profesional tenga a los animales peor que cualquiera, pero cierto. No voy a decir de qué criadero se trata, pero está por torre del mar, así, el lector puede adivinar cuál es... Con solo decir que un perro con 8 meses no tenga el microchip puesto y que las etiquetas de la vacuna nos las pusieron delante nuestra, con lo que no sabemos si las tienen o no, es suficiente. Por ley, todo animal con 6 meses tiene que llevar el chip, y los criadores suelen entregar al animal con todas las vacunas puestas y el chip insertado y sin activar, pero en aquel momento mis sentimientos sólo se enfocaban en saca a ese animal de allí y no en discutir las irregularidades cometidas.

Whiskey lleva ya dos semanas conmigo. El primer día ya tuvo sus sesión de lavado y peluquería, y 4 días después su visita al Veterinario para llevarlo en regla, luego su seguro de accidentes, y el envío del resguardo del pedigrí para que me lo reviertan a mi nombre.

De momento, no va del todo mal, aunque es muy revoltoso y no tiene límite, a veces nos saca de quicio, pero intentamos calmarnos dentro de lo que podemos, porque si no, habrá vencido. Le falta mucho por aprender, pero claro, al haber estado tanto tiempo encerrado, quizás le cueste algo más. Todo el mundo me dice que esta raza es algo mas inteligente y aprende rápido, pero aún no he conseguido que se siente a mi orden... Y es que claro, lo que se ve en los programas de TV sobre educación canina, es teatro, las cosas, no son tan fáciles, todos los propietarios de perros lo saben, y me recomiendan paciencia, así que a cargarnos de paciencia antes sus travesuras y a esperar, a ver que pasa y si en un tiempo puedo comentar los progresos con él.

Por lo menos hace caso a las órdenes VEN, al menos el 80% de las veces y a la orden "fuera" cuando estoy solo, si tengo visita, ni al fuera ni al no ni al ven ni nada de nada... Pienso que mejor habría sido ponerle Rebelde... ¡En fin!





4 comentarios:

  1. Supongo que las ganas que tenias de tener un perro propio,el poder adiestrarlo y que te obedeciera,el que fuera esta vez una mascota elegida a tu gusto y no el que quisieran en casa...era una idea que te atraía mucho,de hecho me consta que era así...
    Pero lo cierto es que un perro o cualquier mascota,pero sobre todo un perro,te cambia la vida, y si bien es cierto que suelen dar muchas satisfacciones, también es una enorme responsabilidad. Aunque ya te habrás dado cuenta...No todo lo que nos aportan las mascotas es positivo y no siempre se esta preparado para asumir todo lo que conlleva.
    Supongo y espero que sea cuestión de tiempo y de paciencia el que Whiskey aprenda a convivir y a obedecer,sobre todo porque sé lo feliz que te hace tenerlo a tu lado y lo mismo él que tu os merecéis la oportunidad de intentar al menos que salga bien todo y que la adopción haya sido una buena idea.Al menos tenemos la certeza que Whiskey estará mejor que estaba y que nunca más volverá al infierno del que salió.

    ResponderEliminar
  2. Para mi que es como el dueño...

    Algo rebolucionario...

    Aun recuerdo al mio... Como pille al que puso veneno..

    Siete

    ResponderEliminar
  3. Paciencia Luis, mucha paciencia... Mas que un perro has adoptado a un amigo y deben darse el tiempo suficiente para conocerse mutuamente... Vos pondrás tus limites y el los suyos... Lo cierto es que a partir de su llegada tu vida cambio y también te toca a vos amoldarte a sus cosas... Salvando las distancias es como criar un hijo... En mi experiencia prefiero la obediencia por amor que por entrenamiento... A disfrutar el día a día con esa hermosura que todo llegara...

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena para Whiskey y para Luis. Ambos salen ganando, Whiskey una nueva vida y Luis...también.

    ResponderEliminar

¡Atención! Si no quieres identificarte puedes publicar eligiendo en Comentar como el perfil 'Nombre/url', si dejas vacío el campo url solo tendrás que usar un 'nick'.
También puedes elegir si quieres comentar en el propio BLOG, con FACEBOOK o usando DISQUS.
Los mensajes son revisados para evitar el SPAM; una vez que le des a 'publicar' habrá una demora hasta que aparezca.
¡Gracias por comentar!

Labels

podcasting (580) relato (389) sexo (253) erotismo (238) erótico (201) editorial (144) poema (45) poesía (44) debate (43) sociedad (37) humor (36) amor (34) ensayo (31) lésbico (23) bdsm (18) infidelidad (15) masturbación (14) opinión (14) monólogo (13) reflexión (13) romántico (13) fantasías (11) terror (11) redes sociales (10) sueños (10) onanismo (9) deseo (8) infiel (7) sensualidad (7) cometiendo errores (6)

Último Audio Relato

#575 Me masturbo pensando en ti

E s curioso pero... ¿Qué harías si alguien va y te dice "Me masturbo pensando en ti"? La verdad es que la respuestas pueden se...

Buscar en Sildavia

Contactar con el Autor

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *