Mi libro Gratis

Subscríbete a mis boletines semanales y recibirás totalmente GRATIS mi libro:


jueves, 16 de octubre de 2008

Las chicas en el Super


Las chicas en el Super
Hasta ahora no había experimentado el placer de hacer absolutamente todas las tareas domésticas. Si, increíble a mi edad, lo se, pero es la suerte de haber vivido en un piso compartido, donde cada cual hacía las tareas para lo que la madre naturaleza mejor les había dotado.

La tarea de ir ha hacer la compra, no me había sido nunca asignada y mira que me arrepiento... porque no hay nada mas divertido que coger el carrito, ir al súper y hacer la compra.

Desde que me independicé por completo, me ha tocado ir tres veces, la primera fui a una gran superficie y las otras dos a un Súper de los denominados "de cercanía", esos que las grandes cadenas, ya apenas quedan minoristas, tienen dentro de las ciudades.

Por cierto, que analizando los precios y sus diferencias, me he dado cuenta de algo: Para una sola persona, no merece la pena ir a una gran superficie, lo que en un principio parece que se ahorra en la comida, lo gastas con creces en gasoil y gastos del coche. ¡Comprobado! Hacedlo, es fácil, entráis por internet en las webs de los supermercados y veis los precios... Claro que si tenéis al lado de casa el súper mas barato que existe, uno que empieza por merca... no lo dudéis, a mi el mas cercano me pilla 4 km, por lo que el coche es imprescindible para ir, mas que nada, por la carga de la compra al volver.

Pero a lo que íbamos.... la vez que fui a una gran superficie, una de esas que tiene nombre erótico pa empezar, fue algo insulso, e incluso violento, ya que en uno de los pasillos había dos chicas comprando que me miraron con cara de pocos amigos, cuando yo lo único que buscaba era un limpiador de WC... Mal pensadas que son algunas, aunque yo de buena ganas habría tirado de la cadena con las dos bien dentro... Y la cajera, mejor no hablar, por no mirar ni siquiera miró bien el DNI al pagar con la tarjeta, y ni media sonrisa... Anda que voy a volver yo allí, con razón hay menos gente que en otros sitios....


Pero las dos ultimas veces, que fui a un súper que hay a 5 minutos de casa, por supuesto que andando, la experiencia fue, mas que gratificante, sumamente divertida. La cajera no es tan guapa como la de la gran superficie, y tampoco es tan simpática, pero por lo menos cuando ya te ha visto dos veces, el trato es mas cercano, aunque sin sonreír, algo es algo, total, seguro que gana una mierda y no le pagan por agradar. Pero lo que mas gracia me hizo fue repetir escena dos veces, en diferentes días y con diferentes mujeres...

Nada mas entrar, ato el carro de la compra a la cadena (si, paso de ir cargado de bolsa, cojo un carrito y entro, empiezo por el agua, con gas, luego la natural para el café, el agua de Málaga no hay quien la beba, y sigo con las bebidas refrescantes y alcohólicas (algunas birras y poco mas) y así por cada parte del súper de la que tengo que coger cosas. Los hombres somos prácticos y sabemos dónde está cada cosa, ya que raramente las cambian en un súper, para no despistar, como hacen en otros grandes almacenes.

Pues bien, las dos veces que fui, se repitió la misma escena, una chica, sola, comprando, pasó varias veces a mi lado, incluso se paró, mirando las estanterías y tras unos segundos, siguió camino... No, no eran la misma chica cada semana, eran diferentes, la primera semana fue una y la segunda fueron dos... Yo, que soy tímido por naturaleza, nada les dije, aunque ganas no me quedaron, pero es que ellas son aún mas tímidas y tampoco me dijeron nada... pero algo si que sucedía, porque la cajera, que dispone de espejos donde puede ver los pasillos, y que dado el día y la hora no suele haber mucha gente, si que se dio cuenta de que cuando yo salía, con toda mi compra, las chicas también se iban, con dos o tres paquetes de compras... Me miraba y las miraba a ellas, como pensando... ¡Que tímidas que somos las mujeres!

Y yo, no me considero estar de PM, que no lo estoy, pero pensándolo fríamente... por qué pasaban a mi lado de dos a cuatro veces en lo que duró mi tiempo de compras... Yo no lo se, pero si alguna vez me hablan y la conversación va mas allá del tiempo y de si está barata o no la cerveza, quizás le pregunte para que todos lo sepáis, siempre y cuando el verdadero secreto no sea "son 60 y la cama"

¿Realmente se ligará mas en un Supermercado que en una discoteca?

"Quí lo sá"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Atención! Si no quieres identificarte puedes publicar eligiendo en Comentar como el perfil 'Nombre/url', si dejas vacío el campo url solo tendrás que usar un 'nick'.
También puedes elegir si quieres comentar en el propio BLOG, con FACEBOOK o usando DISQUS.
Los mensajes son revisados para evitar el SPAM; una vez que le des a 'publicar' habrá una demora hasta que aparezca.
¡Gracias por comentar!

Labels

amor (32) bdsm (18) cometiendo errores (6) debate (43) deseo (8) ensayo (31) erótico (196) erotismo (208) fantasías (11) humor (35) infidelidad (15) infiel (7) lésbico (20) masturbación (11) monólogo (13) onanismo (8) opinión (12) podcasting (536) poema (45) poesía (44) redes sociales (10) reflexión (13) relato (353) romántico (13) sensualidad (7) sexualidad (4) sueños (10) terror (9)

Último Audio Relato

#531 Vísceras

D urante toda la semana hemos estado hablando de sentimientos. El lunes, en #528 Habana Café sobre lo que nos puede llegar a transmitir...

Buscar en Sildavia

Contactar con el Autor

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *